Cómo nacieron las cestas de Navidad

nacimiento-de-las-cestas

Las cestas de Navidad se originaron bastantes siglos atrás, si inicio se remonta al antiguo Imperio romano. En esta época, esta tradición era conocida como ‘Sportula’ y se realizaba en diciembre pero el motivo de fiesta no era la Navidad sino la fiesta pagana en honor a Saturnalia. La sportula era repartida cuando los trabajadores acudían al hogar de su patrón a hacer el ‘salutatio matutina’.

Ya en su origen se trataba de una cesta de mimbre con productos comestibles para el disfrute de los trabajadores. Sin embargo, en los últimos años del dominio romano la cesta con comestibles fue cambiada por la entrega de dinero.

La costumbre retornó en el siglo XIX, así lo demuestran algunos textos en los que se hace referencia. Algunas empresas públicas comenzaron a hacer entrega de cestas en el periodo navideño, más tarde llegó el turno de unirse a esta costumbre a las empresas privadas. Ya en esta época lo que primaba en el obsequio eran productos típicamente navideños como turrones, polvorones, jamón,… aunque sigue mantiéndose la cesta de mimbre con la que nació en la antigua Roma.

Si bien es cierto que la entrega de cestas  se vio reducida por parte de muchas empresas durante la pasada crisis, una vez ha ido desapareciendo poco a poco este periodo, la venta de cestas ha vuelto a aumentar y la mayoría de empresas obsequian de nuevo a sus empleados en el mes de diciembre, a modo de recompensa por el esfuerzo de todo el año.

A las empresas les ayuda enormemente el contar con una amplia disponibilidad de precios y productos. Así, es posible adaptarse a cada situación ya que las cestas pueden variar mucho en su contenido y precio, siendo lo más importante siempre el detalle que se tiene con los empleados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button