El Gin Tonic perfecto: te damos las claves.

No hay duda alguna de que el Gin Tonic es el combinado de moda. La gran variedad de ginebras, tónicas, cítricos y añadidos botánicos hacen que se pueda ajustar a cualquier paladar y la evolución de las técnicas de destilación y preparación han convertido esta bebida prácticamente en una subcultura.

Pero… ¿Cómo es el Gin Tonic perfecto? Sobre gustos no hay nada escrito y podríamos discutir durante horas, sin embargo sí que existen algunas claves importantes a la hora de preparar un Gin Tonic.

La Copa: Aunque muchos crean que exigir copa de balón o vaso ancho a la hora de pedir este combinado es simplemente cuestión de apariencia realmente es algo importantísimo. Un recipiente ancho nos permitirá calcular las proporciones apropiadas (5 cl de ginebra por 20 cl de tónica) y disfrutar de su aroma y sabor por completo. ¡Prohibidos los vasos de tubo! También es importante enfriar antes la copa o el vaso para que los hielos aguanten más y no perder el gas.

Las Proporciones: Un barman inexperto puede ponerte una copa cargada pensando que te está haciendo un favor. Nada más lejos de la realidad. Una proporción adecuada nos permitirá disfrutar de todos los aromas tanto de la ginebra como de la tónica y sus añadidos. Si nos pasamos con la ginebra ésta dominará el sabor y hará del Gin Tonic una bebida demasiado fuerte y poco equilibrada.

La Burbuja: Es muy habitual pedir un Gin Tonic en un bar abarrotado y ver cómo el barman sirve la tónica a toda velocidad o, peor, escancia la bebida como si se tratara de sidra. Éste es uno de los peores “pecados”, ya que la burbuja es una de las grandes diferencias de éste combinado respecto a otros. Tras enfriar la copa y servir la ginebra en su justa medida, la tónica debe servirse con suavidad para que conserve el gas, utilizando incluso utensilios como la cuchara trenzada. Una vez servido nada de agitar la copa, gesto que algunas personas hacen de forma refleja y que estropea la copa por completo.

Cesta de navidad ginebra

La combinación de productos: Con la gran variedad de marcas y estilos que existen en ocasiones es complicado elegir un combinado apropiado. Hay personas que eligen la ginebra y la tónica a ojo y establecimientos que creen que cuanto más adorno, filigrana y botánicos lleve el Gin Tonic mejor estará (y más caro lo pueden cobrar). El equilibrio entre los productos es esencial. La relación entre ginebra y tónica debe ser armoniosa, se desaconseja mezclar ambos productos con características similares (muy secos o muy afrutados) y cada combinación nos pedirá un añadido diferente. El pepino o el enebro son productos que se han puesto de moda pero no siempre combinan bien. Tampoco es necesario que un Gin Tonic parezca una ensalada, un combinado seco puede estar perfecto únicamente con una filigrana de limón

Disfrútalo: Lo más importante de todo es disfrutar un buen Gin Tonic. En la tranquilidad de tu casa, en un restaurante después de una buena comida o por la noche entre amigos, pero siempre con moderación.

Si conoces a alguien que le encante este combinado te recomendamos que eches un vistazo a nuestras cestas de navidad, en especial al Lote 24, que contiene una botella de BLOOM, ginebra espectacular, y los utensilios adecuados para preparar el Gin Tonic perfecto.

Cesta de Navidad Gin Tonic

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button